Seguidores

sábado, 26 de enero de 2013

LIBRE sin cesura, sin medida, sin calibre


si la gente me pregunta dónde perdí el rumbo, diré que son tus ojos que no son de este mundo.

jueves, 17 de enero de 2013

Cuando una ley es injusta es correcto desobedecer.

Sal a la calle, corriendo, da un saltito por cada cuatro pasos, grítale en la oreja a tu amiga y susurrale despacio que la quieres. Llora de felicidad, deja que las lágrimas empapen tu rostro hasta que lleguen a tus labios y sientas su sabor salado. Ríe por cada cosa que te digan, es buena? Ríe. Es mala? Ríe.
Grítale al espejo que odias la superficialidad, a la gente que odia a la gente superficicial y es la primera con meterse con el exterior, creyéndose así superiores. Pues ahora vuelve a correr, corre de la mano de un buen amigo, para de golpe para que él esté a punto de perder el equilibrio. Grítale que le quieres, y susurrale algo al oído. Sonríe por la calle, que la gente se sorprenda. Dicen que les parece normal sonreír, pero se asombran de alguien que sonríe por la calle.Vístete como quieras cuando quieras. Falda amarilla con medias fucsias? Perfecta para ir a la casa de tus abuelos. Qué la gente se quedé deslumbrada con tus medias!
Hazte un tatuaje, o varios. O muchos piercings. Hazte un tatuaje que te ocupe el todo de algo. Todo el antebrazo, toda la espalda, ... Si te lo quieres hacer es porque nunca te vas a arrepentir de ello.
Siente que tu vida, tu comportamiento, tu forma de ser, de dejar marca en este mundo, te pertenece a ti.